1 de Octubre 21

ESTACIÓN DE BLANCA

Las vías del tren como elemento protagonista en el proyecto que hoy describimos en esta publicación. Nos encontramos en la Estación de Blanca, un núcleo poblacional del municipio de Blanca, ubicado en la Región de Murcia, que nace como consecuencia del desarrollo ferroviario.

 

En abril de 1868 se produce la primera parada del tren, procedente de Cartagena, en la recién construida estación ferroviaria de Blanca. Este acontecimiento dio lugar al desarrollo de un núcleo de población formado por los propios trabajadores llegados de diferentes puntos de España, destinados en la Estación de Blanca para desempeñar los diferentes trabajos ferroviarios, que se asentaron en las casas de RENFE, construidas específicamente para ellos. Es por esto, que los vecinos que hoy conforman esta población tengan especial intención en la recuperación de estos inmuebles como referentes de la construcción de lo que hoy en día es la Estación de Blanca. El marco de intervención corresponde al espacio intermedio entre la zona urbana y las vías del tren. Un espacio de pavimento natural y una gran masa vegetal en el que poder albergar diversas actividades para el uso y disfrute de todos los vecinos.

 

 

El Proyecto de Regeneración del Borde Urbano en Contacto con las Vías en la Estación de Blanca, diseña y redefine el borde ferroviario de la pedanía Estación de Banca. Para poder entender el por qué se decide actuar en estos espacios, es necesario hacer referencia a las ciudades industriales de los años 70, con planteamientos urbanísticos que se alejan de las ciudades y necesidades del siglo XXI. Nos encontramos en un espacio natural que define un borde entre el desarrollo urbano y el límite de la infraestructura ferroviaria, de grandes oportunidades de regeneración.

 

 

Nos encontramos con dos retos: el primero corresponde a la sostenibilidad aplicada a los entornos urbanos, entendida de manera global, que afectan a aspectos políticos, sociales, económicos, financieros, tecnológicos, culturales, jurídicos y ambientales. El segundo, es desdibujar el límite actual para convertirlo en un espacio verde creativo conectado a la trama urbana, sensible a los conceptos de sostenibilidad.

 

Movilidad
Potenciamos la movilidad saludable con la continuidad de pavimentos sólidos y naturales permitiendo recorridos a través de la intervención. Continuamos parte del pavimento escogido en el proyecto hacia el interior de diferentes calles. De esta manera potenciamos el protagonismo del peatón frente al vehículo privado, con intervenciones contundentes como la proyectada frente al edificio a rehabilitar ensanchando el espacio de borde desdibujando sus límites conectando desde su fachada posterior hasta la intervención, abriendo el edificio de forma permeable para conectar todo el contorno de este y hacer aún más evidente la conectividad entre la intervención y la trama urbana. Garantizar la conectividad en todo el eje de la intervención creando un recorrido continuo sin interrupciones y límites, potenciando los encuentros y devolviendo la conexión entre la población y el espacio natural.

 

Accesibilidad
El reencuentro entre lo urbano y lo natural define soluciones accesibles y fluidas entre ambos, por ello, se diseñan pavimentos continuos, sin resaltos entre ellos para facilitar los recorridos, adaptación de la topografía para crear accesos adaptados y unión de la acera con la calzada en puntos singulares, como en el contorno del edificio a rehabilitar, para, además de potenciar al peatón, la accesibilidad a la intervención sea garantizada.

 

Mejora visual
El proyecto se desarrolla a lo largo de un gran espacio natural donde potenciamos la visibilidad del lugar tanto desde la zona urbana como desde las vías férreas.

 

Equipamientos, actividades y usos
Los nuevos espacios que genera la propuesta se van adaptando a la realidad, es decir, conectamos y potenciamos las actividades y usos que se desarrollan actualmente en el espacio, por ejemplo, diseño de pérgolas para generar sombra durante los recorridos, señalizar a través del pavimento dónde se encuentra la zona infantil, juegos y deporte, aprovechamiento de la sombra natural que genera la vegetación existente y nueva para el diseño de mobiliario. Proponemos la rehabilitación del edificio en desuso para conectar la parte trasera de este con la intervención, generando de este modo un gran espacio continuo para el desarrollo de actividades, fiestas y reuniones tanto en el espacio exterior como interior.

 

Vegetación
La vegetación existente ya hace del lugar un espacio donde poder desarrollar actividades de cualquier índole bajo su sombra, reuniones, relaciones entre vecinos, deporte, etc. Como sumativa a esa masa vegetal, se escoge, para las nuevas zonas verdes, vegetación xerófila, que se adapta al calor estival y a la sequedad, teniendo de esta forma, un mantenimiento mínimo y, además, su gama cromática y aromática, es variada, destacando los tonos lavanda, azulados, naranjas y rosados, haciendo de su mezcla un conjunto visual con un protagonismo que acompaña a la propuesta.

 

 

El proyecto trabaja en todos sus ejes, tanto en el longitudinal, albergando un espacio aproximadamente de 6.500 m2 de intervención, como en el transversal, donde se conecta la zona más urbana, atravesando el lugar propuesto, hasta conectar con el borde que existe actualmente, las vías del tren.

Toda la magnitud del proyecto se adapta a la línea “Infraestructuras y ecosistemas resilientes” que engloba la Iniciativa para la Recuperación y Transformación de la Región de Murcia. Donde la financiación, dentro de esta línea de trabajo, se basa en cumplir los objetivos de reducir la vulnerabilidad de los espacios naturales y los recursos hídricos frente a los efectos del cambio climático, preservar y proteger los ecosistemas y la biodiversidad y mejorar las infraestructuras de transporte. En este proyecto resolvemos estos aspectos generando un nuevo espacio adaptado a la topografía y vegetación existente.

 

Para el desarrollo de este proyecto se tienen en cuenta varias líneas de actuación que engloban aspectos relacionados con cada elemento a transformar a lo largo de toda la intervención.

 

 

Se realiza un proceso participativo con los vecinos de la zona donde se les expone la propuesta realizada en el borde ferroviario de la Estación de Blanca y se recogieron las siguientes intervenciones, sugerencias e ideas:

 

Con todas estas ideas recogidas llegamos a la propuesta definitiva que contempla las necesidades descritas por los vecinos y la mejora de los elementos detectados que actúan como límite visual y físico.