28 de Junio 22

LA ESCUELA POR EL TEJADO

El contraste de colores, texturas y paisajes que dibujan Campos del Río hacen del municipio un entorno único, con en el que los desarrollos urbanos no han sabido dialogar como debieran. Por ello, el proyecto tiene como motivación fundamental devolver la conexión entre la población local, el entorno, y el complejo Escuelas Viejas.

 

Complejo “Escuelas Viejas”

 

Los dos edificios, claramente diferenciados en cuanto a su función se refiere, recogen un programa amplio y definido para dar servicio a la población. El nuevo Centro de Emergencias responde a un programa claramente tecnificado y, la Casa de Asociaciones debe adaptarse a múltiples situaciones imprescindibles en la actualidad, es decir, de una gran flexibilidad en su concepción.

Entendidos como una misma unidad urbana, entre ambos configurarán un nuevo fragmento de ciudad débilmente articulado en la actualidad. La relación entre ambos se fortalece e intensifica a través de la nueva plaza como poderoso nexo de unión. Este rico espacio urbano resuelve los accesos, de forma universal, y en él se suceden, articulados mediante el despiece del pavimento que se alterna con la vegetación, diferentes zonas de estancia, paseo y relación.

Un elemento icónico en la cubierta de la Casa de Asociaciones lanza nuevas y largas vistas sobre los Badlans, la huerta, y ofrece una nueva perspectiva de Campos del Río desde la altura.

 

Estrategia Verde como base del proyecto

 

La climatología del lugar y el diseño propuesto, que aprovecha la masividad de los elementos constructivos de los edificios existentes, junto con sistemas de aislamientos térmicos y acústicos actuales, nos permiten aprovechar al máximo energías naturales como la energía solar y la ventilación natural para el confort en el interior de los edificios. En los exteriores, pavimentos drenantes favorecerán el reciclaje de lluvia para riego. En la totalidad del complejo se emplean materiales naturales como madera, cerámica y cal, promoviendo segundas vidas a estos y reduciendo el impacto en su entorno. Fortalecemos el desarrollo de ecosistemas y corredores verdes como nexo de unión utilizando la plaza como elemento base y conector, generando un nuevo pulmón en el municipio.

 

Imagen y forma

 

Ambos edificios vienen formando parte del imaginario colectivo desde décadas atrás, un conjunto de indiscutible identidad en la localidad de Campos del Río.

Mantenemos la esencia constructiva, rítmica y formal exterior de los edificios con pequeñas intervenciones puntuales, siendo el espacio interior el que albergará un grado de actuación contundente actualizando tanto flexibilidad de usos como sistemas de energía, tecnificados propios y naturales de nuestra climatología.

Se mantienen los cuerpos originales de estructura muraria que albergan los espacios servidos y se actualizan los cuerpos traseros de ambos edificios albergando en ellos las zonas servidoras como núcleos húmedos y almacenes, conectándolos a través de patios. En estos patios, proponemos la inclusión de artistas locales para la elaboración de murales en su interior mediante talleres de codiseño . Ambos edificios emergen ahora en un nuevo paisaje urbano, más verde, arbolado y renaturalizado. Desde la plaza intuimos que algo nuevo ha ocurrido en ellos, pero no será hasta cruzar el umbral de la entrada cuando vayamos descubriendo, poco a poco, las el interior…